Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012

el tiempo

Imagen
+ Hola, cuanto tiempo.
- Hola(sonríe)sí, la verdad.
+ ¿Que tal todo? ¿Que tal te ha ido la vida?
- Bien, gracias, bastante bien, pensé en llamarte cuando estuve allí pero ya sabes...¿Y que tal tú?
+ Si te entiendo, yo también estoy bien. Jo... cuanto has cambiado, te noto vieja
-(se ríe) Hombre, gracias por halagarme tanto...
+ No es en ese sentido,sino que te noto mayor, como si ya no fueras tu, como si me hubiera perdido parte de tu vida y ya nada fuera lo mismo, ya nada encaja.

NO + mentiras!

Imagen
Harta de mentiras, de falsas amistades y de gilipollas, he decidido seguir mi camino. Estoy cansada de que la gente cuente la vida como un sueño que jamas tubo, estoy cansada de que me repitan una y otra vez la misma escusa, de que la gente olvide su pasado, siempre hay que tenerlo en mente(no remoberlo sino simplemente recordarlo para no volver a cometer estupideces), estoy cansada de todas esas miradas y esos chismorreos detrás de las espaldas no quiero mas mentiras! Quiero una vida justa

tengo ganas de ti

Imagen
Es el momento de escribirte lo que nunca fui capaz de decirte, aunque sea tarde, escribir lo que ha sucedido en una carta que no te voy a mandar. Que no vas a recibir nunca. Que como tu me enseñaste, cuando acabe de escribirla la quemaré, los sentimientos se pondrán a arder, y ese dolor, cómo era... Ah sí, ese dolor no se te queda tan dentro. Esta vez solo quiero ser claro, sería un imbécil si no gritara que me he equivocado, desde el principio, contigo. He intentado avanzar sin apartar antes las cosas que lo impedían, agarrado al pasado, mirando para atrás, queriendo olvidar pero sin parar de recordar, empeñado en quedarme ahí. Qué locura no?
Dónde está el secreto del futuro? Puede que esté en fijarse bien, en avanzar, mirar más cerca. Más. Tan cerca que lo borroso se vuelve nítido, se vuelve claro. Solo hay que dejar que las cosas pasen. Y ahora lo tendría claro. Aunque ya no depende de mí

tengo ganas de ti

Imagen
Todos hablamos mucho cuando nos cuentan cosas parecidas que les ocurre a otras personas. No sé por qué, pero nunca pensamos que puede sucedernos a nosotros y, en cambio, el día menos pensado.. pam! te toca a ti, como si te hubieras traído mala suerte tú sola. Tienes que arreglar cuentas con tu orgullo y tus ganas de seguir con él.. Pero que coñazo! Siempre he sido una negada en matemáticas. Y ademas, en el amor no existen ecuaciones ni operaciones.. No existe el contable de los sentimientos o el asesor financiero del amor. ¿Que ocurre, que hay que pagar un impuesto para ser feliz? Si fuera verdad, lo pagaría a gusto... Lo peor de todo es que le echo de menos.. Estoy en el puente, paro el coche y bajo. Me acuerdo de esa noche, esos besos... Veo nuestro candado y me acuerdo de cuando arrojó la llave. Era una promesa. ¿Tan difícil era mantenerla?