Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2016

Inadecuada

Imagen
Tengo ganas de besarte las entrañas y sacarte de mis adentros para perfumar este ambiente infernal, alimentarme de tu querer y quedarme llena de amor. Quiero que me operes de todas las balas perdidas y espinas clavadas, que me trasplantes la felicidad que habita en tus venas, para poder escupir sonrisas sin motivo alguno. Exijo que me cosas los buenos días a trozos, me vacunes contra la hipocresía parasitada en esta sociedad y me sanes de la vulgaridad que persuade a las mentes simplistas. Después de todo, estoy harta de que me corten las alas y me tachen de complicada. Así que, muérdeme, que ya va siendo hora de que me vacíes del mal de todos, de los (d) años de nadies y de los sinsentidos (o consentidos) que hacen que siga acumulando granos de arena, en montañas de odio.

Gilipollas

Imagen
Yo viví el amor, como el que muere de una enfermedad con esperanza de vida.  Escuché a toda la humanidad aplaudir el redoble de tambores de nuestro primer beso. Perdí el miedo a los trayectos largos, me tiré al mar; porque estaba cansada de piscinas mediocres de barrio. Yo, experimente las meriendas de fresa y nata servidas a media luz sobre el ombligo de mi mundo. Relamí los desayunos a la hora de comer. Llevé con el tacto de las alas de una mariposa todas sus camisetas. Y todos los pijamas que íbamos intercambiando con el suelo. Cambie dormir entre ansiolíticos,  por hacerlo entre sus brazos. Sus manos, sus manos fueron mi química favorita. Me corte el pelo. Morí el desgarro del abandono, como un ejército que llora la retirada del contrario. Como una gilipollas. Sujete mis rodillas en la ducha. Cuantas veces me habré limpiado con todas las cascadas de horror que se me han escapado por los ojos. Fui tirana, grité a los amigos que no comprendían que así había de serlo, porque una enamorada …