Entradas

Mostrando entradas de 2018

Cero pulsaciones por minuto

Imagen
Y de pronto, algo dentro de mí está muriendo. Reconozco la sensación. Un dardo lo ha atravesado de lleno. Ha dado en el centro. Lo noto, noto como se desvanece, lentamente. Está exudando (otra vez). Se ha despedazado como si fuese el vidrio más fino del mundo y suena el sistema de alertas que certifica que algo no marcha bien. Otra vez, en esta cadena sin fin, reanimando (o en proceso).  Uno, dos, tres...Dentro.  Cero pulsaciones por minuto. No existe impulso romántico que ordene a este órgano a bombear. El electrocardiograma del amor no da señales de vida. Volveremos a probar mas tarde.

Hoy

Imagen
Hoy me he sentido especialmente guapa por primera vez en mucho tiempo y me he gustado tal y como soyHoy me he sentido especialmente guapa por primera vez en mucho tiempo y me he gustadoHoy me he sentido especialmente guapa por primera vezHoy me he sentido especialmente guapa Hoy me he sentido especial Hoy me he sentido  Hoy

Si no es contigo

Imagen
Quiero que me leas en las noches oscuras e intempestivas, al alba o frente al mar.
Quiero que me leas entre líneas, a deshora, entre titubeos, sin aliento o a descompás.
Que entiendas que el mapa que crean mis lunares entre tus dedos solo sirve para guiarte a ti, naufrago.
Que en pleno acto grites mi nombre y en mi lugar, se encuentre la causa de tu desastre.
Que en tu almohada quede impregnado el olor de mi felicidad.
Que me sientas.
Que todo esto que te escribo, te perfore el alma y te desgarre por dentro.
Que te des por aludido y te presentes en mi casa con el único pretexto de hacerme vivir.
Que me hagas entender que contigo no necesitaría la luz de la luna, ni el mar.
Que nosotros seríamos borrasca, huracán o marejada que arrasase con todo.
Que viviríamos siendo trapecistas al borde del precipicio.
Y que por encima de todo, que nunca me dejarías caer si no es contigo.

No me llores

Imagen
Recuerdo la primera vez que te vi. La recuerdo porque pensé que ya no me haría falta ver la aurora boreal, ni Valparaíso, ni la extinción de las avispas. Lo recuerdo porque pensé que ya había visto todos los deseos que pedí cuando me pedían en los cumpleaños que los pidiese.
Y ahora mírate,
te has convertido en ese tipo de gente que tapa un paisaje precioso en las fotos con su presencia sólo para atestiguar que has estado allí.
Y así conmigo
Y así con todo.
A veces pienso que me besabas con los ojos muy cerrados sólo para no ver a quién estabas haciendo daño. Que si me encontrase espiando entre tus cosas probablemente me hallaría en la basura. Que fui una anestesista a la que mataste sin cuenta atrás, sin anestesia.
Tanto me doliste que tuve que hacerme daño en mil quinientos diecinueve sitios diferentes para olvidarte.
A menudo digo que estoy en paz con mi pasado sólo por no decir que perdono lo imperdonable, pero estoy en paz con mi pasado.
Irene X