Girls power

Se rompió la cadena que te ataba a todo aquello que él quería. Se rompió la noción del tiempo y espacio que él pretendía acaparar en tu vida. Siempre estuviste al borde del precipicio, queriendo volar, pero con temor a caer. Tenía el presentimiento de que eras bruja y que entre tantos golpes, chillidos y sumisión, cogerías la escoba y en vez de barrer, te echarías a volar en la noche.
Sabía que eras lo suficientemente valiente como para plantar cara al miedo y alegar, que las princesas no necesitan cretinos que las quieran, ellas saben quererse por sí solas. 

Ahora los días volverán a ser tuyos y las noches de la lujuria. Se ha roto el castillo de cristal donde albergabas tu corazón, a la espera de alguien mejor.Comprendiendo, al fin, que las riendas de tu vida las marcas tú y nadie más.

Y que cerrar la boca ante el machismo, es retroceder.

Imagen de feminism, grunge, and indie

Comentarios

Entradas populares de este blog

Escribir(te) - Loreto Sesma

Ella no es perfecta, tu tampoco lo eres.

Desde que te conozco

Éramos dos locos enamorados