Si piensas que estas vencido, vencido estas; si piensas que no te a atreves, no lo harás; si piensas que te gustaría ganar, pero no puedes, no lo lograras; si piensas que perderás, ya has perdido; si piensas que estas aventajado, lo estas. Piensa en grande y tus hechos crecerán; piensa en pequeño y quedaras atrás; piensa que puedes y podrás.

Tienes que pensar bien para elevarte; tienes que estar seguro de ti mismo antes de intentar ganar un premio. La batalla de la vida no siempre la gana el más fuerte o el más ligero, si no aquel que cree poder hacerlo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Advertencia 49

Desde que te conozco

Por culpa de la poesía

Ru(pturas)tina

El para de mi cuento