Haciendo lo que quiero

Simplemente fuiste una canción de ayer ,una de esas que cuando pones en aleatorio cambias por cansina,  resultaste ser como uno de esos grupos de música  que causan tendencia y tiempo después quedan olvidados en el trastero. El otro día me di cuenta de que ya no me importas, de que el tiempo sí que hace olvidar a las personas, de que  el destino me enviaba señales diciéndome que encontraría alguien muchísimo mejor en alguna parte. Te tomaba como el chico ideal, el que no volvería a encontrar nunca, pero estaba claro que no era así, que simplemente eres uno más del montón. Fue inoportuno decirte que me tenía que ir, que todo se acababa, pero ahora estoy mejor que nunca, hago lo que quiero con quien quiero y eso me hace feliz. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Advertencia 49

Por culpa de la poesía

Desde que te conozco

Ru(pturas)tina

El para de mi cuento