Hermanos, pero no de sangre.


Era hora de que las cosas fueran cogiendo un rumbo, de que apareciera esa luz al final de este túnel oscuro y mugriento, necesitaba una esperanza, un apoyo que me digiera  "Ei pequeña, no todo está perdido, es hora de que las cosas te salgan bien", andaba buscando algo que había perdido, o  mejor dicho, que nunca había tenido, carecía de ello y se notaba, tenía demasiado amor acumulado, amor nunca dado, amor que tantos chicos no quisieron y necesitaba darlo, repartirlo, necesitaba liberarme de el con una persona que de verdad lo quisiera recibir. Parece que solo los que hemos sufrido,sabemos comprendernos y es que al resto se la sudas, a medida de que pasa el tiempo te vas dando cuenta, que aunque no quieras, cambias y los de tu alrededor cambian y vas viendo la cruda realidad, como a los que creáis tus amigos, son a los que tienes que tomar como enemigos, que nada es para siempre y quien nos hace feliz nunca es quien nos esperamos.
Tumblr_mkvw0jpvgj1r7f3zho1_500_large

Comentarios

Entradas populares de este blog

Advertencia 49

Por culpa de la poesía

Desde que te conozco

Ru(pturas)tina

El para de mi cuento