Amor y otras drogas

🚀
Me siento delante del ordenador, como cada día, con la esperanza de escribirte algo, de reunir todos mis sentimientos, recopilarlos y crear así, la mejor entrada posible.Entonces, en  medio de todo este proceso, me paro a pensar y me pregunto, cuales son las razones por las que hago esto. No hay ninguna. Me tomo la molestia de pensarte, de coger todos mis sentimientos y escribirlos, para nada. Porque tú jamás leerás esto, tú jamás pertenecerás a mi vida, tú jamás sabrás de la existencia de este blog ,ni si quiera de que esto que escribo, va dedicado a ti y aunque lo supieras, tú jamás...(suspiro) En fin, tú jamás llegarías a sentir el dolor que encierran estas palabras, el dolor por quererte y no ser correspondida. Probablemente, en este momento tú estés tirado en la cama, con los auriculares, pensando en una de esas hipócritas que andan merodeando en busca cacho y seguramente ella a su vez, este pensando en otro tío y así sucesivamente...Y  yo, pues yo estoy aquí escribiendo algo para ti. Que doloroso todo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Advertencia 49

Desde que te conozco

Por culpa de la poesía

Ru(pturas)tina

El para de mi cuento