Sugar

A veces, me paro a pensar en la gente que vamos a dejar de conocer a lo largo de nuestra vida, apenas llegaremos a saber de la existencia del 5% de la población del mundo.Por eso,  esta entrada no voy a dedicársela a mis innumerables problemas, ni si quiera voy ha hablar de mi . Hoy estoy aquí, para hablar de una chica que he tenido el placer de conocer este año. Todo se lo debo, a eso que yo llamo "campo de concentración"y tal vez, si no hubiera sido por ese horrendo sitio, no estaría hoy escribiendo esto.
 No es alguien espectacular, la verdad, es una de esas personas que son muy simples, a la vez que exigentes, irradia felicidad y positivismo, su personalidad es muy pacifica y la mínima chorrada hace que su color de piel blanquecino tome tonos rojizos y termine convirtiéndose en un pequeño tomatito. Simplemente adorable.
Es una, la razón por la que hoy le escribo a ella, y es que tuvo una muestra de afecto hacia a mi. Fue la única persona que se digno a hacerme sonreír, mientras mi rostro se inundaba de lagrimas.Mucha gente me ha intentado hacer creer a lo largo de mi vida, que es mi amiga pero poca gente a tenido el valor de demostrar, verdaderamente, el significado de esa palabra.
Hacer lo que ella ha echo, sin haber tenido tanto trato conmigo, merece esta entrada y un gracias de corazón.Creo que los pequeños detalles, son los que nos definen como persona y sólo quiero decir que, estoy muy agradecida por lo que hizo.
Bestiee

Comentarios

Entradas populares de este blog

Advertencia 49

Desde que te conozco

Por culpa de la poesía

Ru(pturas)tina

El para de mi cuento