Entre tus manos

Hay demasiadas cosas que aún tengo que conocer de ti, detalles, como por ejemplo; si eres de los que miran con nostalgia por la ventana del autobús o si eres de esos, que analiza a cada persona que entra. Si de vez en cuando, juegas a mi rompecabezas de intentar averiguar cuáles son las penas que acarrea cada cuerpo, de donde vendrán,  si ellos también están enamorados o si lo estarán algún día. Puede que incluso acaben prendados de tú sonrisa, pero esperemos que no, porque yo quiero ser la ocupa de tus labios por mucho tiempo.
Me gustaría saber, si también caes en la tentación de tararear tú canción favorita cuando suena en la radio o si algún día, pueda ser el motivo de que tengas dos pies derechos y no puedas levantarte ninguna mañana con el izquierdo. 
Hay tantas cosas que hago en mi cabeza, que por un momento, quisiera escribirlas en una lista.Como quien no escribe la lista de la compra.Pero sé que eso no es posible, porque si algo he conocido de ti, es que tienes un don por la pintura y que jamás te descubrirías tras tú mascara de corazón fuerte.
 Pero algún día lo harás, por que no se puede besar con los labios cubiertos, igual que no se puede querer a un corazón que está a oscuras. ¿Pero que te voy a decir? Si eres el caballero que aparece para convertir cada momento en fantasía y luego desapareces, tal y como dicta tú guión.
Quiero conocerte, saber de ti y que un día cualquiera, se te olvide todo porque estés tan ocupado intentando conocerme que parezca que lo demás desvanece a tu alrededor. De momento, voy a limitarme a sonreírte, por que hasta ahora, solo he jugado a intentar saber cómo eres y ahora, es el turno de conocerte.                
     Untitled

Comentarios

  1. Madre mía, y tú preocupada porque a pesar de haber compartido una cuchara no "había pasado nada". ¡Que duréis mucho más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaj Muchas gracias nerea :) a veces la vida nos sorprende y esperemos que así sea!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Advertencia 49

Por culpa de la poesía

Desde que te conozco

Ru(pturas)tina

El para de mi cuento