Veinte y cuatro

No seré la primera ni la última que escriba acerca del amor. 
No diré algo que alguien no haya dicho a estas alturas y es que, habrá escritores que hagan sentir a sus lectores, cada gramo de este sentimiento mejor, de lo que yo jamás podré hacer, pero no me privaré del placer de escribir (te). 
De poder decir (te), que eres lo mejor que me ha pasado en años. 
Siento la necesidad de susurrarte todo lo que mi corazón bombea, todo lo que mis labios encierran, en cada suspiro.
 Tus ojos, son campos de verde intenso y tú, eres la poesía escrita en cada beso. No sé cómo explicar que me importas más de lo que nunca querré admitir y que, aunque no lo parezca, tus abrazos son un bien necesario.
 No miento si digo que,  los poetas románticos ya hablaban de ti sin conocer tú sonrisa, sin ver tú timidez escondida tras esa mascara de dureza, que me hace sonreír y a su vez, tiritar de placer.
♡

Comentarios

Entradas populares de este blog

Advertencia 49

Por culpa de la poesía

Desde que te conozco

Ru(pturas)tina

El para de mi cuento