Vida

Los abrazos que nunca terminan, las sonrisas tontas, los ojos con brillos de felicidad, los besos largos, las caricias, los intercambios de miradas a desconocidos, los guiños, las respiraciones aceleradas, los "quiero y no puedo", las carcagadas, los atardeceres, las noches de fiesta, los veranos en la playa, las canciones innombrables, las fechas clave, los recuerdos imborrables, las conversaciones a la madrugada, los secretos bien guardados, las sorpresas, los imprevistos oportunos, los amores dormidos, los sueños cumplidos, las promesas hechas, los momentos vividos, las fotos espontaneas, las locuras, los días largos, las gotas de lluvia en el cristal, los dibujos a lápiz, las noches en vela, los buenos amigos, andar por la carretera, el calor de las noches de verano, ver amanecer, terminar de leer un libro, una nueva ciudad, los pequeños vicios, estrenar ropa, hacer amigos, saltar, las ganas de vivirlo todo, el olor a esa colonia que te hace recordar, un regalo, un nombre, los cambios radicales, los "ya no puedo más" y sobre todo las despedidas. Sencillas cosas que hacen nuestro día a día  intenso y que no se pueden comprar con ningún tesoro.
Pinterest

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Advertencia 49

Por culpa de la poesía

Desde que te conozco

Ru(pturas)tina

El para de mi cuento