Puntos y puntos débiles

Mi punto débil, el amor, el amor proporcionado por otras personas. Creo que no hay algo que me haga tan vulnerable como el enamorarme. Terminar enganchada a una persona, como si fuera una droga, es lo que me debilita, es lo único que me destruye. Consumida, por saber que tu amor no es correspondido. Quizás, esta debilidad también la provoque mi constante obsesión por "los recuerdos", el no poder (o querer) borrar nada de mi mente. Creo que es hereditario. Sufrir, va unido a este punto débil, son como mellizos sin haber podido ser separados y duelen, joder si duelen. Lo peor es que es tan  fácil dañarlo que es difícil distinguir quien será la persona que provoque ese dolor. Quizás, si mi corazón no sintiera lo que siente, todo sería diferente.                                                                        EZEL | via Tumblr

Comentarios

Entradas populares de este blog

Advertencia 49

Desde que te conozco

Por culpa de la poesía

Ru(pturas)tina

El para de mi cuento