Siempre  hablando de lo mismo, mismas entradas, mismos temas, mismas personas, al final termina siendo una estúpida monotonía. Es como esa canción, que de la nada, consigue llegar a la lista de éxitos y colocarse en el primer puesto. Cuando la oyes por primera vez, no te atrae mucho, es más, te parece horrible. A medida que pasa el tiempo, la radio empieza a emitirla con más frecuencia, provocando así que tu cerebro la guarde y termine tarareándola a todas horas. Las primeras semanas es una novedad y como toda novedad, es gustosa, pero después de 6 meses acabas cansandote de ella. Exactamente en ese punto es donde nos hemos quedado o mejor dicho, me he quedado. Oyendo la misma estúpida canción, hora tras hora, minuto tras minuto, es imposible olvidarla, mi cerebro ha asimilado de tal manera su melodía que ya , es incapaz de borrar esa fragancia y ese sentimiento que desprende el oírla.hipster taylor swift

Comentarios

Entradas populares de este blog

Advertencia 49

Por culpa de la poesía

Desde que te conozco

Ru(pturas)tina

El para de mi cuento