La vida es corta


A veces las cosas no dan para más, a veces por mucho que intentes que duren mas no se puede, es el  destino quien domina este juego y pondrá límite a todo lo que tú jamás pondrías, si él quiere que sea así y tú no podrás hacer nada para evitarlo. Solo podrás asumirlo y  tener en cuenta, que a veces el destino nos quita cosas del camino por que algo mejor nos espera en alguna parte y da igual lo que tarde, llegara. Recuerda que, cada vez que se cierra una puerta una más grande y hermosa se abre, que no sabemos que nos deparará el mañana por eso debemos vivir cada momento, porque quizás sea el último.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Por culpa de la poesía

Desde que te conozco

Advertencia 49

Ru(pturas)tina

El para de mi cuento