"Un día, quiero dejar el mundo entero por ti, la misma noche, me aburro y no eres para mi"

Tú, causante de mis desvelos,  del hecho de despertarme en mitad de la noche y escribirte estas líneas. Sí, tú, culpable de mis delirios, de mis cambios de humor, de mis chillidos, inseguridades y broncas matutinas. Tú, aparentemente inocente, destruyes mis muros con cada "hola”, provocas la bipolaridad en cada conversación. Tú, sí , tú, el único que jamás leería esta entrada , me oso a decirte que eres un verdadero cretino. Armarte de valor para justificar un perdón, con tres meses de retraso, y ser incapaz de seguir una monotonía, de reavivar las cenizas de un corazón malgastado, no queda más que decirte que te has ganado el oro a COBARDE. Conforme tu orgullo sea capaz de superar, en creces, a una relación y sea incapaz de establecer una conversación con la persona a la que "supuestamente" deseas recuperar, es lo que te convierte en ello. Eres tan contradictorio que cuesta entenderte, tan opuesto a mi persona...Aun así, lo peor de toda esta historia, por muy surrealista que parezca, es que idiotas como yo, todavía, seguimos tropezando en cobardes como tú.                  Free

Comentarios

Entradas populares de este blog

Advertencia 49

Por culpa de la poesía

Desde que te conozco

Ru(pturas)tina

El para de mi cuento