¿Te atreves?

Soy un desastre para las ilusiones, siempre las acabo perdiendo en cualquier rincón de mi humilde corazón y es que, estoy segura que no es culpa mía, ellas huyen de mi.El desorden de mi corazón les asusta, los puntos de sutura y las grietas les hacen temblar, saben que en cualquier momento puede volver a desplomarse, a hacerse trizas y no quieren tener que arreglar algo de lo que ellas son culpables.
Yo se que, seguiría manteniendo las esperanzas si viese florecer los frutos de mis semillas, pero solo veo zarzas.Entre ellas, la rosa más bonita, creciendo en su inocencia. Y yo la quiero coger, la quiero tocar, la quiero guardar para mi. No es una obligación, es un deseo. Necesito sentir su mirada, penetrando en la mía y su sonrisa, haciendo una mueca de cariño, oyendo atentamente todo lo que le digo. El deseo de querer besarle me invade, el querer demostrarle que, realmente, soy mejor de lo que la gente piensa, que valgo más que todos esos estereotipos marcados, que todas esas líneas que nos separan en clases, dependiendo de nuestra belleza. Quiero demostrarte que soy alguien que merece la pena conocer, que amar y ser correspondido es lo mejor que existe y que enamorarse de gente como yo, es impresionante.

ღღ


Comentarios

Entradas populares de este blog

Advertencia 49

Por culpa de la poesía

Desde que te conozco

Ru(pturas)tina

El para de mi cuento