Simplemente

No quiero que me digas mis defectos, los se perfectamente; se lo que hago mal, lo que tengo que corregir y lo que nunca corregiré. Conozco cada parte de mi cuerpo perfectamente, no necesito que alguien me  lo vuelva a repetir, no quiero que me busques mas faltas, para eso ya estoy yo. No soy una maquina, no soy perfecta, soy humana y como todo humano tengo mis defectos y mis virtudes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Advertencia 49

Desde que te conozco

Por culpa de la poesía

Ru(pturas)tina

El para de mi cuento