Malditas sensaciones

Después de todo, lo último que nos queda son las sensaciones. Esas que nos recorren todo el cuerpo, nos hacen pensar, durante todo el día, pero abusan de las noches. Esos pensamientos empiezan justo antes de meternos en la cama. Cuando estás en una mala racha constante, dejas que se apalanquen en tu noche. Puedes pasarte horas y horas sin dormir, dándole vueltas al mismo estúpido problema, te deja mal cuerpo y hasta que el cansancio te vence, no paras de pensar en lo mismo. Aun así, hay una peor sensación que las de las noches y empieza al despertarse y ver que ya nada es igual, que te falta algo, que no volverás a recibir un mensaje que te despierte, ni pasaras el día pegada al móvil sonriendo a una pantalla, ni volverás a verle en ese portal, que jamás será lo mismo, ni volverás a mirarle de la misma manera. Al oír su nombre no sentirás ese cosquilleo en el estomago y no estarás colgada de una nube todo el día. Y créeme si te digo que sí, que  esa sensación, es peor.                                                             When The Stars Go Blue | via Tumblr

Comentarios

Entradas populares de este blog

Advertencia 49

Desde que te conozco

Por culpa de la poesía

Ru(pturas)tina

El para de mi cuento