Un día sin ti, es un día perdido

Me falta la inspiración, como el aliento después de cada beso y es que, últimamente, te has apoderado de todo cuanto tengo para hacer de esto, la historia perfecta.
 El amor abre fronteras y contigo estoy explorando la luna, porque allí es donde me depositas cada vez que decides compartir conmigo un trozo de tu tiempo. Sé que las estrellas te envidian y aunque no lo admitan, nunca llegaran a iluminar mis ojos, con la intensidad con la que tú lo haces.
Eres el sol, la luna y todos los planetas de mi pequeño universo, eres mi sonrisa, mi mirada, mis días de verano, mis caricias, mis bailes, mis heridas y mi poesía. Eres todo cuanto pude desear y aun así, si pudiera, te pediría en mi eternidad.
..

Comentarios

Entradas populares de este blog

Advertencia 49

Por culpa de la poesía

Desde que te conozco

Ru(pturas)tina

El para de mi cuento